MOTOR graba en JabaLee Estudio

El rock no debe ni puede ser insulso; el rock tiene que proponer algo. El rock en serio, debe ser duro, debe ser prendido. Una banda de rock no puede ser inofensiva. El baterista debe pegarle duro a los tambores. Las guitarras y el bajo deben tener sonidos agresivos, distorsionados y fuertes. Esa es la idea detrás Motor y eso es a lo que Motor suena.

Manuel (guitarra y voz) y Toño (guitarra) habían platicado sobre la posibilidad de armar un proyecto alterno a sus respectivas bandas (Guillotina y Emilio and the Celtics) desde 2009. Sin embargo, la idea se había quedado sólo en pláticas al rededor de cervezas. Tras el rompimiento de Guillotina en junio de 2010, la idea de este proyecto se materializó en Motor.

Al cabo de un par de reuniones en casa de Manuel, los dos guitarristas acordaron que habían suficientes buenas ideas para iniciar una banda (aunque de esas reuniones, práctica- mente no sobrevivió nada). El baterista ideal era sin duda Christian quien había estado inactivo durante algún tiempo, después de haber tocado con Jarris Margalli y con su propio grupo Reacción. Los tres comenzaron a ensayar en septiembre de 2011 y compusieron las primeras canciones de la banda.

Dos meses después de comenzados los ensayos aún no se contaba con un bajista. No parecía fácil encontrar a un bajista rocker, que tocara un bajo de 4 cuerdas y que no tuviera la necesidad de demostrar su virtuosismo en cada nota. Al regreso de un fin de semana en San Miguel de Allende a donde había viajado el aún incompleto grupo para seguir componiendo, se encontraron con Pablo, quien provenía de Kinetic. Tras ser invitado a un ensayo, bastaron unos cuantos compases de una canción para convencer a los otros tres, de que él era el bajista que habían estado buscando. Motor estaba completo.

Por un lapso de tres meses Motor continuó componiendo. El proceso fue por demás natural. Algunas veces algún integrante tenía algún riff o alguna parte suelta para una canción, en otras Christian chiflaría una idea para una guitarra. Sin importar la idea que daba la pauta para una rola, todos proponían ideas al rededor de ella. Si habían dos que se oponían, ganaba la mas rockera, punto.

Para marzo de 2012, cuando se contaba con 12 canciónes, la banda decidió comenzar a grabar. La grabación se llevó a cabo en los estudios JabaLee. Siendo Motor quién estrenara este recién inaugurado estudio de verdadera- mente primer nivel. La producción corrió a cargo de la banda y la grabación, mezcla y masterización estuvieron a cargo del propio Manuel.

El resultado, un disco de rock en serio, con guitarras como nunca se han oído antes en un disco de rock mexicano. Sonidos que recuerdan a 1975 pero trasladados a 2012. Con elementos sureños, en ocasiones stoner y en otras, un feeling blusero de los 40′s; quizá sea Zeppelin el punto de encuentro. Letras irreverentes pero sensatas que reflejan las realidades y los sentimientos de quienes vivimos en México. Sin duda, el primer disco de Motor será uno que irremediablemente se escuchará a todo volumen para levantar un puño al aire, alzar la cabeza y cantar así como para headbanguear en sus partes instrumentales.

El disco homónimo de Motor saldrá a la venta en junio de 2012 bajo el sello Intolerancia. El primer sencillo lleva por nombre “Sólo importo yo” del cual se filmará un videoclip. Motor estará rondando el circuito de conciertos de Rock Mexicano realizando la gira del primer disco durante la segunda mitad de 2012 y la primera del 2013.